Cocina Mágica

Hay recetas que pueden cambiar las cosas. La cocina es una forma de magia. Piénsalo. Intervienen los 4 elementos, tu voluntad y transformación en consecuencia, de un alimento o varios, convertidos en un plato. De echo casi cualquier cosa en la que interviene la creatividad, viene a ser magia.
Entonces ¿por qué no bendecir todo lo que cocinamos, con un propósito, o sencillamente, con la intención de purificar todo lo que se come o bebe. Por no mencionar, que los alimentos tienen distintos colores que se pueden utilizar como los de las velas, de modo que cada color sirve para conseguir propósitos determinados. El comensal, asimila, los nutrientes y al mismo tiempo asimila la intención que estos llevan incluyendo las bendiciones.
Todo esto tiene que ver con los brebajes y pócimas del principio de los tiempos, cuando el mundo estaba en pañales.
También existe la modalidad de cantarle a la comida y bebida, para que recojan esta vibración. Hubo un tiempo en que las mujeres no tenían relojes en la cocina y el modo de medir el tiempo pasaba por entonar una copla determinada para hacer tal o cual pastel o plato. Las monjas fabrican pasteles que realizan mientras entonan sus rezos. Todo ello viene de antiguo.
Discrepo y me desmarco de la cocina de laboratorio, porque no incluye ni reconoce estas sanas tradiciones de bendiciones y cánticos. Respeto la técnica, pero al igual que pasa con la medicina, no tienen en cuenta las vibraciones de lo no visible, que por otra parte se investiga y ya se comienza a reconocer, como demostrable. Al menos así está sucediendo con el Reiki.
Pero ¿verdad que todos hemos comprado algún pastel de las Clarisas?
Así pues dedicaré este apartado a la magia en la cocina y para la cocina.

Llorando por amor 
Cuando un amor te hace llorar, un bizcocho le debes regalar.
Bate las claras de 6 huevos a punto de nieve, mezcla con las yemas en otro bol, la mitad del peso de los huevos en azúcar, hasta que quede homogéneo. Mezcla con la nieve y añade la mitad del peso de los huevos en harina tamizada. Llora mientras lo fabricas, pues así cuando lo coma, sentirá que no debe hacerte llorar. Tus lágrimas deben estar en el bizcocho. También funciona con masa de pan.
Echa la mezcla en un molde redondo de los que dejan un agujero en el centro, debe ser alto, porque se puede salir mientras crece en el horno, pues sube mucho. Espolvorea azúcar por encima para que quede una costra crujiente. Hornea a 180 grados durante unos 45 minutos.
Regala se lo cuanto antes, o la tristeza hará que te lo comas tu.


Condimentos con amor
Conejo dulce para dulcificar una relación de pareja.
Troceamos el conejo en trozos grandes. Salpimentamos, pero no demasiado. añadimos también romero y una hoja de laurel. Con un aceite aromatizado con ajos, le damos el toque final al adobo, que se puede dejar de un día para otro.
En una olla grande o en el horno, lo ponemos sin mas nada durante 20 minutos para que la carne quede sellada. Añadimos entonces un par de tazas de vino blanco. Pochamos en una sartén una cebolla medio pimiento verde y medio pimiento rojo. con poco aceite poca sal y una cucharada rasa de azúcar. Retiramos de la cazuela el conejo y echamos un poco mas de líquido, 1 o dos tazas de agua + una de arroz vaporizado, una pizca de canela, que es el ingrediente secreto con el que lograremos abonar el amor dulcificándolo con la cebolla y pimiento que se añaden también a la cazuela y encima de todo ello colocamos el conejo.
20 minutos después tenemos un guiso echo para el amor. Este plato admite algunos cambios, por ejemplo, cambiar el vino blanco por cerveza que casa bien con el conejo, o añadir zanahoria al caramelizado y triturarlo antes de agregar al arroz.
El echo es que el plato consigue su finalidad dulcificando una relación que ya está en marcha en nuestras vidas, salvando las distancias, claro está, con la violencia de género,  en cuyo caso lo único que se puede hacer es poner distancia entre el agresor y tu.


Frutas
Macedonia de frutas Solsticio de invierno.
Aunque sirve para cualquier época del año en la que necesitamos una inyección de energía. Busca en frutería todas las frutas tropicales y de temporada que se puedan conseguir. Compra también una botella de Cava. Prepara la fruta como para macedonia. Añade el Cava y déjalo en la nevera hasta el día siguiente desde la noche. Está muy indicada como cura milagrosa para las resacas. Especialmente, las de comidas familiares y abundantes. Se puede pasar un día viviendo de esta macedonia para recuperarse de los excesos y estragos del día/noche anteriores.

Piel de naranjas
Se corta en tiras finas y se ponen a secar al sol.
Una vez se hallan secado, se meten en un saquito de tela, tipo cortina, y se cuelga en el armario.
Además de conseguir un aroma agradable, evitaremos las polillas en los armarios.

Limón
Se parte por la mitad y se mete en su interior un papel escrito a lápiz, con el nombre de una persona que nos molesta.
Lo volvemos a unir, y lo metemos en el congelador.
La persona no resulta dañada pero tampoco podrá seguir incordiándote.
La magia defensiva, está permitida. (no es magia negra)

Limpieza de la manzana
La limpieza de la manzana consiste en cenar todos los días dos manzanas. Ayuda a eliminar toxinas del organismo, siempre que se acompañe de una dieta equilibrada, y dos litros de agua al día. Es una dieta de verano, que puede ser también a base de melón, sandía...; Cualquier fruta de agua.
Hay que tener en cuenta que cuando estamos bien por dentro, sintonizamos mejor con el universo. Esto está comprobado, las grasas animales se quitan de la dieta en tiempos previos a una iniciación, ya seas el maestro o el discípulo o un autodidacta.


Peras al vino tinto
Un vino tinto, el que sea, le ponemos en una olla, la botella entera. Le ponemos una rama de canela, corteza de limón y 3 cucharadas de azúcar moreno con una pizca pequeña de pimienta negra. Pelamos 3 peras, las partimos por la mitad y le quitamos el corazón. Las echamos a la olla caliente con el azúcar ya disuelto, la canela y la corteza de limón. Hervir a fuego suave durante unos 15 minutos.
Este es un postre afrodisíaco.




3 comentarios:

Sáhara dijo...

Que interesante!
Muchas gracias por compartir esta valiosa información y receta!

Anónimo dijo...

en la película como agua para chocolate, también nos enseñan recetas y sus propiedades.. pero habría que llamarlo.... méxico májico!! me encanta la del bizcocho!!

Meiga Nova dijo...

Anónimo, conozco la película y el libro, es un ejemplo. De echo se me ocurrió añadir la página para compartir lo que sepa sobre esta faceta de la magia. en realidad, la vida en sí misma es magia.

Página Oficial

Entradas populares